Loading...



Perdida en la estación


Sara está acostumbrada a los gritos, a las palabras feas, a las marcas de su madre en el cuerpo... 
Un día, el ambiente se tensa tanto en su casa que huye sin mirar atrás, en busca de una libertad que no es fácil de encontrar. 

Esta historia nos traslada de forma directa y clara al tortuoso universo de los malos tratos, y lo hace sin tapujos, desde el punto de vista de una adolescente. 
Un libro recomendado a partir de catorce años que sin duda apasionará también a los lectores adultos. 
La autora advierte: «Una vez te sumerjas en su lectura, no podrás parar».